Olímpica X

Hasta el próximo año (los años comienzan en marzo) me tomo el palo. Entonces reeditaré "con los pasos de la mala vida" y "la razon de mi lima" que junto al siguiente libro "El bardo" concluyen la trilogía "los bardos". Espero que no se prolongué mucho más que mediados del próximo año. Si hay algún colgado leyendo, me voy dejando un adelanto del nuevo libro que no es más que un boceto.


ODA A MARADONA
Desde que escribo poesía, borracho y despierto
todo el mundo me lo reclama,
déjense de joder aquí el poema
al Gordo.
dicen que en los cementerios
escribían “no saben
por dios lo que se pierden” lo que hay
dicen que los linyeras despertaban
y tiraban el vino en la última gambeteada
que en el 86
este villerito dio;

yo descubría la patria cada vez cada vez más
no por la merca que tomaba
yo la consigo más barata en la esquina con el Flaco Alpargata
(y pega más)

el gordo escapado de algún malón pampa
sabe
que la poesía es el ritmo de curtir experiencia
con sentimientos ajenos,

los negros lo quieren no por lo que ganó
nadie confía en los que ganan
cualquiera es premio nobel presidente de la nación
proxeneta campeón
todos rubios universitarios con campos
autos televisión con caras cromadas,

los negros lo quieren
pudo
ser el griego broncíneo de La edad de Oro
pero por dentro una patria castigada
(se llama: merca mala)
se lo negó
(no saben cómo me rompe las pelotas este continente
que quiere solo indios fracasados,
yo quería aire acondicionado para el verano)

Al gordo le recordaron
su cara aindiada,
le recordaron los asados,
mapuches eran los de antes (como Perón
como Hernández
toda vuelta en este país es una traición)

yo quise jugar como él
pero solo por las minas la plata y poder cagar
a la hinchada,

yo lloré casi (llorar es de puto yo no lloro tengo diarrea)
cuando en la Tv
lo vi mueriendo,
eso sí, lo quiero al gordo negro villero
que los jode a los piratas
que se culea a piratas marineros marineras
está zarpado

mi mujer me grita (yo no escribo este poema)
porque estoy todo el día en la cama
yo leí a marx y sus camas
todo escritor vive en su cama
hasta el otro Marx
que se culeaba a la doméstica y se emborrachaba
yo quiero ser un héroe soviético
pero salí de la cama vago

mi mujer no entiende a los poetas
dice que por eso no trabajo
me gasto los mango en los puchos
para estos versos,

pero el gordo sí que sabía de poesía y fiesta
por eso gasto mis últimos mangos
en la cama escribiendo
versos al pedo,

mientras me imagino en el potrero
esquivando
desparramando por el barro
a los vagos,
gambeteando las piedras
y me sale el arquero adelantado
y se la pico con la zurda
y ya la patada del 2 no me duele
porque del piso
y con la cara escrachada por una piedra,
abierta, veo
el ojo mocho
ensangrentado
veo
la pelota picando pasando los dos palos
que hacen de arco,

ahora sí, decime vago.-


No hay comentarios: