PARTE DE GUERRA. Indios, gauchos y villeros: ficciones del origen


Fragmento del prólogo de María Pía López:

Un ensayo que es manifiesto: trata de fundar, a medida que avanza a tajo y machete, un contrapunto y una identidad. De eso se tratan los manifiestos. Este es rauda escritura de lo negro en Argentina: apología de lo oscuro que va del Martín Fierro a la cumbia villera. La historia es la de la lucha de clases, y esas clases están inscriptas en el color de la piel. Si Hidalgo hacía suya la voz popular para inventar un género poético escrito en presente y plural, la cumbia dirá las palabras de los despojados en los noventa, con el tono de la afirmación airada más que el lamento. Parte de guerra es resonancia de esa lucha y agitación escrita. Recuerda al gacetillero de Campaña en el ejército grande, pero lo invierte. Busca el grito del chiripá e intuye, como Sarmiento, que en esos detalles se inscriben vida y política.

No hay comentarios: