ERNESTO R. DEL VALLE

Ernesto R. del Valle es un poeta y escritor cubano. En su provincia natal (Camaguey) fundó junto a otros escritores la Brigada Hnos Saíz de Escritores y Artistas. Ha escrito distintos poemarios y publicado en antologías y revistas. Actualmente reside en Estados Unidos, donde es editor de la Revista Literaria Guatiní. En los siguientes días publicaré otros poemas del autor. Ahora presento “noche negra”, “amanecer” y “árbol soy”.

Ver:

http://delvalle-wwwrevistaliterariaguatini.blogspot.com http://yarabeycuba.blogspot.com/

Una entrevista: http://ar.globedia.com/entrevista-escritor-ernesto-valle


NOCHE NEGRA

La noche y su colmillo me espera dentro
de mis miedos. Me espera a mansalva para
conquistar mis sudores más elementales,
para escupirme su sombra en cada esquina
para emboscarme en sus polvos y misterios.


La noche muerde duro los pasos de mis rutas;
mis ojos se pierden en sus cuencas íntimas
entonces me mira con sus ojos de espanto,
me asusta su vientre de sombras, su piel
de suave almendra que satura los sentidos.


Pero amo la noche y amo sus zumos de gardenia
y me adentro a ella para conquistarle sus aromas,
para saborear su planetario espacio, su envoltura
de femeninas cumbres y amaneceres

que le nacen muy dentro de su furia ensangrentada


Amo la noche que me envuelve, que me arrastra
hacia su enorme caudal de versos


Amo la noche y me arraigo a sus hechizos
a sus velos frutales a sus enormes lanzas
que se clavan hondo en mi corazón humano.


Webshester, Miami. 2004


AMANECER

Viene en holgorio el encendido día,

el día de la cruz y de la nada.

Viene el día sin sol desde su almohada

mordido por la fauna que lo cría.


Me viene en acabada melodía

de una canción en fenecida rosa,

y me viene por dentro, en la carroza

de la sangre y su pétalo encendido

a despertar mi cuerpo sorprendido

viene el día de sombra jubilosa.


2

Me viene el día exacto en sobrecama

en humedad de lloros y canciones,

desde la cuna de sus privaciones

hasta el flanco desnudo que le ama.


Mi cuerpo alucinado va a la llama

de este día neutral y santa cena;

va a los clavos del hijo y de la pena

dolidos en el centro de la aurora

porque la soledad del hombre llora

su magia tan azul y tan amena.



ARBOL SOY

Un árbol simplemente, soy.

Cruzado de sol a sol y golpe a golpe

florecido por las cagadas de las aves

que llegan vacilantes a escuchar

mis lamentos de árbol solitario.

Pero un árbol soy.

doy sombra al ahorcado

y al que llega con su cansancio

sobre el lomo;

escapo noche a noche

de los ruidos que allanan mi silencio;

en mis ramas hacen el amor los insectos,

hasta mis flores llegan los suspiros

de las señoritas insaciables

que acarician sus senos rosados y firmes

con sus pétalos;

las viudas me visitan, tan solitarias como yo,

a masturbar ansiedades y delirios

frotando su pelvis

a mi fuerte tronco,

humedeciendo con su orgasmo

la corteza que me cubre




Del Libro: Poesía Rescatada.

Poemas tomados con autorización del autor

1 comentario:

Rocío L'Amar dijo...

de todo mi gusto NOCHE NEGRA...

f e l i c i t a c i o n e s