Entrevista a Daniel Santoro

“El peronismo es una epopeya políticamente incorrecta”


A continuación presentamos una entrevista realizada por Lorena Morena en Oveja Negra número 5 al pintor Daniel Santoro:


Hace muchos años que trabaja con la estética peronista pero recién ahora hay más reconocimiento, ¿no?
En los últimos diez años hubo una pérdida de los prejuicios sobre el tema peronismo. Podríamos decir que el peronismo, como objeto cultural, es como un buque fantasma en el mar de la cultura y nadie se animabaa entrar porque pensaba que estaba la peste abordo. Alguno entraba con máscara, como Tomás Eloy Martínez. Siempre hay alguno que tiene algún abordaje con garantías tecnológicas para que no se contagie. El problema es la contaminación que produce el peronismo ¿no? Es contagioso, es radioactivo. Uno tiene que aclarar que no es peronista en el mundo de la cultura.


¿Las dos cosas no se pueden?

Y… eso te homologa. Tomás Eloy Martínez vivió de las novelas de Perón y Evita, toda su obra es eso, pero él noes peronista. Si encima sos peronista, cagaste. Se apartan de vos porque sos la peste. Eso se perdió en los últimos dosaños. Hasta pueden decir que son peronistas. No te inhabilita en el mundo de la cultura.

¿Por qué se dio ese cambio cultural?

Ese abordaje creo que sucedió porque tanto tiempo estuvo el barco, que algunas generaciones se fueron olvidando de ciertas cosas. El olvido del ser. Ya no sabían qué pasaba, entraron y encontraron el gran relato histórico. Se construye en el gran relato que toda identidad cultural necesita. Tiene que tener héroes, heroínas. El peronismo tiene un lado oscuro interesante, de monstruos, de tinieblas. El lado oscuro racial y también porque vienen de la oscuridad, como el malón.

¿La oscuridad le gusta?

Si, es la oscuridad racial del mestizo y el americano. Esa pertenencia latinoamericana para la Argentina siempre fue una inconveniencia. Ese pensamiento que tienen ciertas personas de no merecer lo que les toca. “No merecemos ser latinoamericanos, tendríamos que ser europeos, para eso tuvimos un desierto inventado por Roca. Gracias a eso, nos pudimos construir en un país casi no latinoamericano”.

Ese pensamiento fue cambiando políticamente ¿en la sociedad también?
Más o menos, creo que las cosas no cambian por una decisión política. Hay algo constitutivo de por qué lo americanoes visto como lo sucio y la pureza es lo europeo que después se traslada al peronismo con el aluvión zoológico, el malón. Es una agresión a los valores de la cultura. El peronismo, desde el valor cultural, es el malón inconveniente que vino a quitar, de principio, nuestra pureza.


¿Tenemos todavía en nuestra mente la representación de civilización y barbarie?

No cambió absolutamente nada. El cuadro fundante “La vuelta del malón”, es porque vuelve el malón como amenaza pendiente. El 17 de octubre vuelve el malón. Nuestra cultura está trazada por la tilinguería. Nos construimos un destino merecido en la Avenida Alvear, mediante el urbanismo. Son cuatro cuadras de ficción. Y después vienen los negros a etertelas patas en la fuente, a invadirte ese espacio urbano que ya construiste. La tilinguería es eso, querer estar en otrolugar. Por eso Victoria Ocampo es el paradigma del que trae visitas apostólicas en sus palacetes a reafirmar que somos lo que vale la pena de Latinoamérica.


Victoria Ocampo era la versión elite de la cultura…

Y ella pretendía que lo popular elevara su nivel, algo que es contradictorio en sí. Eso es querer ser la vanguardia, decirle a nuestra gente como son las cosas. Por eso nuestra izquierda se mueve bien en el ámbito de la cultura. La vanguardia siempre trata de enseñar algo al pueblo. Quiere enseñarle que para hacer la revolución hay que leer un par delibros. ¿Realmente habrá que leer libros para hacer una revolución? En aquellos lados donde se leyeron muchos libros para hacer la revolución ¿funcionaron realmente? Uno a veces escucha autocriticas tardías de haber leído mal o haber leído innecesariamente, o haber leído los libros equivocados. Libros se leyeron siempre y revoluciones fracasadas hubo siempre.

¿Y para el peronismo?

Esa son las cosas que el peronismo ignora o no son importantes y ahí es donde están todas las críticas: que son populistas, bonapartistas, degradaciones. Siempre un hecho revolucionario, en la cultura o en cualquier otro ámbito, irrumpe. ¿Qué se yo qué es el peronismo? Pero irrumpió. Estaba en el aíre y se canalizó de alguna manera.

¿Hubo una necesidad?

Claro, y se motoriza una épica donde los pueblos avanzan. Y si hay una buena, el pueblo puede tener un destino, sino no tendrá destino y necesitarán los héroes como Eva Perón.

Hay cuadros que son afectuosos y otros que son…

Jodidos.

Jodidos. ¿Hay una lectura política de eso?

No hay una lectura política directa, es más sicológica. Yo no intento hacer un arte político que ilustre un hecho revolucionario. Me gusta correrlo y hacerlo más complejo con capas de lectura. Por ejemplo, el cuadro de Eva y el Che. Hay un imaginario en los pibes jóvenes de construir la pareja revolucionaria que sea un emblema. En los hechos, Eva lo hubiera fusilado al Che. En las banderas está Eva y el Che Guevara y no está Perón. El que hizo la invención política de la cual Eva se consideraba un soldado insobornable de la causa, no está.

¿Por qué?

Porque él no es iconizable. Ese tipo de operaciones son muy de clase media, haciendo purificaciones para que todo parezca más prolijo. Como los gobiernos progresistas. En el progresismo todo tiene que ser luz, si hay un poquito de sombras se va todo a la mierda. ¡En el peronismo eso es una huevada! Yo detesto al progresista. Son los porteros del canon social. Negocian, se ponen de un lado, del otro y siempre terminan cagandote.

¿El peronismo es más humano?

¡Claro! Tiene esas miserias, no tiene una moral pura. Ese mural donde Eva se come las entrañas del Che es un rito,como cualquier cultura latinoamericana donde se comían gente que pensaba que iban a darle energía. Eva ahí estátomando cierta energía de la izquierda que alimenta al peronismo. Hay una circulación de energía que hace que la izquierda siempre esté débil y el peronismo tenga un resto de energía abasteciéndolo.


El peronismo es mucho más amplio…

¡Si! Y tiene más las urgencias de la realidad. La gente se caga de hambre, no rompas las bolas. ¿Qué vas apedir? ¿Sacrificio de generaciones? Repartimos la guita y después vemos. Si, después se pudre todo pero de la otraforma también, y encima matas un montón de tipos. 70 años de revolución para comerte una hamburguesa¡dejate de joder! La gente después no se va a la izquierda, después se va a la derecha. El peronismo no tiene eso. Lagente tiene una sola vida

¿Y también deslegitimizan los métodos del peronismo? Cuando movilizan a la gente…
Si ¿el pobre como se va a movilizar? ¿En auto? ¿Y qué? ¿No van a comer? Claro, vos te vas a un restaurant a comer la rúcula. Como es negro, es entrañablemente corrupto y va por eso. Si él va a romper las pelotas al centro y no necesita más que eso ¿cuál es el problema?

Piensan que son manipulables

Pero al poder le sirve más la clase media porque la manipulan por televisión y es gratis. ¡A los negros encima le tenés que pagar! Los otros leen La Nación y van a la manifestación. Pero en serio, es la discriminación. Como hablamos al principio, tan racista que no queremos ser latinoamericanos.


¿Y el peronismo es el culpable?

El peronismo es una fábrica de clase media. El negro aprende a manejar auto, a ir al banco, a tener su casa y es una persona de clase media a través de un hecho revolucionario que es la justicia real. Ese pibe iba a ser la mierda de la sociedad y lo pones ahí. Es una locura de justicia, un hecho nunca visto. Te hace un burgués que va a querer gozarcomo vos. ¡Te arma un quilombo tremendo! Y la CGT es, para la clase media, el lugar del goce real. Ahí está el peronismoen estado puro. El caldero del peronismo funciona ahí. Es una epopeya políticamente incorrecta.

Apartado: CGT: Alerta, negros gozando

"Yo pinto a la CGT en mis cuadros. Vos podés pintar a Eva y Perón y desde el mundo de arte te lo pueden tolerar. Y si los pintas medio kitsch mejor. Pero si pintas a la CGT es la catástrofe total. Eso es racismo: la CGT es la encarnación del negro que te puede cagar la vida a vos porque tiene poder. Es un malón en la ciudad que habita un edificio enpropiedad horizontal. El malón sube y baja en ascensor todo el tiempo. Lleno de mitos, de gente que no era nadie y ahora es “Cavalieri”. ¿Cómo puede ser? Es un desorden social inadmisible para algunos. Cualquier negro con unpoco de inteligencia y goce llega alto. El mundo de la clase media se imagina que es todo corrupción. Al negro le reclaman por el goce cosas que no le reclaman a nadie. No le reclaman al empresario que se compre el Armani ni la Ferrari, porque suponen que su dinero es limpio. Para ellos, la corrupción de un negro es peor que la de un blanco. Al negro, moralmente, no se lo puede perdonar. Con el “cabeza” no hay justicia de ningún tipo. Ni siquiera califica como racismo. Y cuando se filtra por la CGT, el cabeza se reivindica y entra a gozar como loco”.


1 comentario:

dubin ricardo dijo...

De paso, pensaba en esos amores de nuestro pueblo con sus líderes. Rosas y Perón, acaso los caudillos más importantes de esa argentina que, de otro modo, nunca accedió al gobierno. Y ambos fueron amados, justamente, como potentes voces de orden (orden entendido como mando pero, también, como ordenamiento). ¿La argentina proscripta no ha buscado (hemos buscado) en ellos una pertenencia? ¿Acaso la revolución de la argentina excluida no es un reclamo de que, aunque con el ritmo y la tonada propia, se nos permita el acceso a la legalidad? ¿No es la incomprensión de este punto lo que hizo fracasar otras lecturas “revolucionarias” del peronismo? Pensaba en eso cuando leía el trabajo de Mariano sobre la cumbia, y le sugería que viera también el tema de por qué, entre tanta provocación poética que tiene ese género, no abandona la rima como forma de ordenamiento del discurso. Ricardo Dubin